0 elementos

Durante uno de los pasados entrenamientos al personal de Edu1st, nuestra co-fundadora y creadora del modelo educativo VESS, Ana María Fernández, nos habló sobre la importancia de conocer nuestras emociones para tomar mejores decisiones en los distintos ámbitos de la vida, tanto profesional, académico como personal y como es esencial conocer el impacto de estas sobre los procesos de aprendizaje.

Fernández ahondó en la concentración como un paso fundamental a la hora de entender nuestras emociones y su relación con la disposición que tenemos los seres humanos en el aprendizaje, a lo largo de nuestras vidas.

Indiscutiblemente, tomar mejores decisiones está ligado con el poder de gestionar los sentimientos, ya que estos pueden paralizarnos o movernos. En un contexto incierto y complejo, detenerse implicaría no dar respuestas a los desafíos más urgentes. Durante este espacio, se incentivó la participación de los educadores para tener presente las ventajas de liderar a través de las emociones y cómo nos proyectamos frente a los demás al momento de construir relaciones y conexiones con las familias, compañeros y comunidad.

Dependiendo de la forma en cómo se proyectan las emociones, se desarrollarán las interacciones y conexiones con las personas a nuestro alrededor; lazos forjados en la empatía y en la capacidad de escucharnos con transparencia. Y es ahí cuando la reciprocidad juega un rol clave que abona a cultivar vínculos más sólidos, y por supuesto, al aceptar las emociones.

Durante cada aprendizaje descubierto, es imposible desligar el bienestar mental del bienestar físico, por lo tanto, Ana María Fernández, invita a ser más conscientes y auto-examinarnos antes de asumir nuevos hábitos o comportamientos. El manejo emocional es determinante para la creatividad y su influencia en la resolución de los problemas.

 

¿Cómo trabajan las emociones?

 

Las emociones son producidas por glándulas conectadas a nuestro cerebro, y funcionan como grandes redes que construyen conexiones a través de los sentidos. Son la primera base de información cuando se explora desde el cerebro antes de brindar una respuesta.

De acuerdo con el mensaje compartido por Ana María Fernández, las emociones o nos avisan o nos esclavizan, esto significa que, la información generada por estos sentimientos puede ser valiosa a la hora de hacer elecciones. Las emociones no son negativas, todas son positivas, y su función es brindar avisos, y en algunos casos, están como alertas de prevención cuando enfrentamos un problema o detectamos una necesidad.

El aprendizaje es constante para los seres humanos, y lo hacemos a partir de las historias que creamos y protagonizamos, por lo tanto, es vital aceptar nuestras emociones sin rechazarlas, desde esta postura, nos encaminamos a controlarlas. Al aceptar e identificar estas emociones, descubriremos oportunidades que nos hagan encontrar propósitos.

Todos debemos darnos el permiso para sentir y de tal manera, evitar actuar incoherente a la emoción que sentimos. Ignorar una emoción no es bueno, ya que nos cerramos a aprender de los otros y de las experiencias adquiridas en la vida. Desde las distintas perspectivas y objetivos, debemos ir más allá de las emociones y encontrar propósitos que nos impulsen a crecer.

Descargá nuestro VESS EduJournal aquí

 

También puedes estar al tanto de nuestro contenido en el canal oficial de YouTube de Edu1stVESS: https://www.youtube.com/user/edu1st21

 

Arriba
M

Elije el idioma de preferencia

English

Español

X
X
X